Pto. Iguazú 29°C   58%
Continúa el deterioro de la torre de control del aeropuerto de Iguazú
El aeropuerto Cataratas del Iguazú cuenta con notorias falencias que pueden resultar peligrosas, como el estado actual de las instalaciones, con la torre de control cayéndose a pedazos, con rajaduras de 2 a 3 centímetros de ancho y equipamiento de más de 20 años. En estas condiciones funciona el aeropuerto internacional, que opera entre 8 y 13 vuelos comerciales diarios, más los sobre vuelos en Cataratas y los privados, que actualmente llegan a sumar hasta 30 operaciones por día.


A noviembre del año 2011, el personal del aeropuerto había colgado banderas en la torre de control pidiendo mejoras en la infraestructura, tras lo cual, días después, el Gobierno provincial anunció una inversión de 200 millones de pesos para los aeropuertos de Puerto Iguazú y Posadas. Esos anuncios preveían comenzar en mayo de 2012, hace ya un año. Sin embargo, eso nunca sucedió. Sólo cumplieron con un mayor número de personal, ya que enviaron cuatro egresados de Resistencia (Chaco) que colaboran actualmente en la torre.Hay equipamiento que funciona atado con cinta de embalaje y el acondicionador de aire funciona porque los empleados aseguran que pagan el mantenimiento. Este aeropuerto es el quinto más importante del país, con alrededor de 33 mil personas pasando por año. Según contó una fuente relacionada al aeropuerto, Iguazú tiene tres graves problemas. Primero falta de personal. En la torre de control, para las funciones que cumple, con tres trabajadores se está “tapando” a 24 colaboradores que se necesitan para que funcione como debería ser. “No cualquiera puede trabajar porque tienen que tener todo los cursos y conocimientos y después la habilitación para ese puesto en ese aeropuerto”. El segundo problema es la falta de equipamiento. Los trabajadores de la torre de control cumplen su función con un equipo de comunicación que tiene entre 15 y 20 años de antigüedad. Para este equipo de comunicación tienen 4 micrófonos de reemplazo.

“Yo voy cambiando de micrófono constantemente para que me escuche el avión como debe ser”.El tercero y más grave problema es la parte edilicia. No reúne las condiciones de higiene y salubridad. “La torre de control se está cayendo, ahora se está rajando el vidrio. Se está desplazando. La torre de Iguazú está atada con alambre”.

El año pasado la apuntalaron con una estructura de hierro en la parte externa, pero esto solo hace que haga peso hacia abajo, según se explicó.

Fuente E24N
ÚLTIMOS VIDEOS
Felipe Varela 175 | Puerto Iguazú, Misiones | Tel. (03757) 421274 | info@cvinoticias.com
® Todos los derechos reservados.